Ir al contenido principal de la página
Naturopatia y Bienestar - Centro de Naturopatía, Osteopatía y Fitoterapia Biológica
Búsqueda avanzada

Artrosis (Osteoartrosis)

El proceso artrósico representa la degeneración del cartílago hialino, hueso subcondral, ligamentos, cápsula y con ello la degeneración de la articulación entera con la consiguiente pérdida de competencia mecánica.

De este proceso, sin embargo, conviene conocer los pasos fisiológicos que dan como resultado la lesión final para después poder entender mejor lo que la Medicina Biológica nos propone para tratar la lesión.

Sencillamente clasificados, los pasos en los que la artrosis se explica son:
  1. Reducción de las mitosis de las células madre del  tejido ligamentoso llamadas condrocitos, por reducción de proteoglicanos en su entorno, induciendo, debilidad metabólica en la fisiología general de las articulaciones. He aquí, pues, el episodio inicial del proceso artrósico.
  2. Frente al fallo anterior y ante la deficiencia en la producción de condrocitos, las células contiguas a estas, los osteoblastos, se hiperestimulan por compensación, es decir, conducen a hiperproducción ósea anormal.
  3. Este aumento óseo anormal en una estructura ligamentosa supone rigidez, callo óseo y microfracturas.
  4. Por tanto, se forma un tejido nuevo osteocondrofítico que induce lesión metaplásica sinovial por irritación crónica y con resultado de sinovitis final.
  5. Por último, la lesión induce el paso del líquido sinovial desde la luz articular hasta la médula ósea a través de las hendiduras del cartílago hialino creándose quistes o pseudoquistes óseos.
Todo ello constituye asperezas y ulceraciones en el cartílago hialino cada vez mayores con el dolor y la incompetencia mecánica. Finalmente toda la lesión induce respuesta proliferativa del cartílago, hueso, ligamentos, tendones, cápsulas y sinovia, lo que supone aumento del tamaño de la articulación a la vez que ésta degenera. 

Enfermedad en la que una o más articulaciones sufren cambios degenerativos, con desaparición del cartílago que separa las articulaciones, siendo esta la forma más frecuente de artrosis.

Se caracteriza por rigidez y dolor en las articulaciones, hinchazón y ataques agudos acompañados de rojeces e inflamación. 

Cualquiera que sea el tipo de artritis suele responder bastante bien a las terapias naturales.


Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. (por ejemplo, páginas visitadas).

Puede obtener más información y configurar sus preferencias AQUÍ..
Ocultar este mensajeOcultar este mensaje