Ir al contenido principal de la página
Naturopatia y Bienestar - Centro de Naturopatía, Osteopatía y Fitoterapia Biológica
Búsqueda avanzada

Las Especias

Septiembre de 2013

Algunas ostentan propiedades medicinales muy interesantes, con lo que, junto al inigualable toque que aportan a nuestros preparados culinarios, también reportan indudables beneficios a nuestro organismo. 

Probablemente no fueron razones de tipo terapéutico las que, muchos siglos atrás, llevaron a los comerciantes europeos a buscar las especias en los rincones más recónditos de nuestro planeta, pero ello no significa que adolezcan de ellas. Muy al contrario, algunas ostentan propiedades medicinales muy interesantes, con lo que, junto al inigualable toque que aportan a nuestros preparados culinarios, también reportan indudables beneficios a nuestro organismo. Y son esas mismas virtudes terapéuticas las que han hecho que la fitoterapia y la medicina natural también las hayan empleado en sus elaboraciones con una finalidad curativa.

PIMIENTA
Se puede considerar a la pimienta como la especia más popular. Debe su nombre al término latín "pigmentum”, cuyo significado es colorante de materia orgánica. Pertenece a la familia de las piperáceas y es originaria de la India, país que, junto a Brasil, es actualmente su principal productor. Puede encontrarse en las variedades blanca, negra o verde, aspecto que no influye en cuanto a sus propiedades. En su composición destaca la presencia de minerales como el manganeso y el hierro, y vitaminas C y K, así como su riqueza en fibra. Su sabor picante se atribuye a un alcaloide que contiene, la piperina.

Entre sus propiedades, destaca su capacidad para aumentar la producción de jugos digestivos, con lo que facilita que el cuerpo asimile mejor los alimentos a que acompaña. También posee acción antioxidante y cualidades vasoconstrictoras, que agilizan el funcionamiento de diferentes órganos de nuestro cuerpo. Por último, su fuerte efecto termogénico hace que se incremente el gasto calórico en el organismo, al aumentar el metabolismo basal.

AZAFRÁN
Sin duda, el azafrán es una de las especias más apreciadas, dada la dificultad que entraña su recolección: para obtener un kilogramo es necesario recoger cien mil flores, lo que explica su alto precio. Procede de Asia Menor, y fue introducida por los árabes en España, desde donde se extendió al resto de Europa. Su nombre procede del árabe "zahafarn”, que significa amarillo.

Perteneciente a la familia de los carotenos, en su composición mineral destacan el fósforo y el potasio, y en cuanto a las vitaminas, destaca la presencia de vitaminas del grupo B: tiamina (B1), riboflavina (B2) y niacina (B3), así como de vitamina C.

A nivel terapéutico, se le atribuye la capacidad de frenar la acumulación de grasa en las paredes venosas y sus propiedades antiespasmódicas reivindican su utilidad para aliviar la tensión menstrual en la mujer. Muy utilizado en la medicina oriental, también estimula el apetito, favorece la digestión y combate la tos.

ORÉGANO
Esta especia de aroma y sabor intenso, debe su nombre al término griego "orígano” (alegría de las montañas). Es propia de la zona mediterránea y pertenece a la familia de las labiadas. Posee una privilegiada composición, en la que destacan la presencia de vitaminas A, C y K, minerales como el hierro, manganeso y calcio, así como ácidos grasos Omega 3 y fibra.

Está indicado en trastornos digestivos, como maleas digestiones de origen nervioso y gases intestinales. También tiene acción expectorante y en aplicación externa cuenta con una interesante actividad calmante. Conviene destacar que la presencia de fitonutrientes como el timol y el ácido rosmarínico le aportan una potente acción antioxidante.

TOMILLO
El tomillo comparte origen y familia con el orégano, a quien también recuerda por su sabor. Su nombre deriva del término egipcio "tham”, una variante de la planta empleada en los embalsamamientos.

En su perfil nutricional destacan la vitamina K, hierro, manganeso, calcio, así como la fibra. Se le conoce como el antibiótico de los pobres, dada su accesibilidad y sus propiedades. Tiene acción antiséptica, lo que se debe a dos isómeros, el timol y el carvacrol, lo que lo hace particularmente interesante en el tratamiento de los procesos respiratorios de las vías altas, como faringitis, bronquitis y tos.

CANELA
Procede de Sri Lanka, y ya se recoge en los primeros escritos de las medicinas china y ayurvédica. Pertenece a la familia de las lauráceas y posee un característico sabor dulce y una intensa fragancia. Su nombre podría derivar del término francés "canne”.

En su composición, es reseñable la presencia de vitaminas C y K, hierro, manganeso, calcio y potasio, así como fibra.

En lo que se refiere a sus propiedades, la canela es un excelente afrodisíaco, que potencia el deseo sexual y aumenta la libido, acciones debidas a que estimula el riego sanguíneo en la zona abdominal. Asimismo, investigaciones científicas recientes han evidenciado su capacidad para normalizar los niveles de azúcar en sangre. Por último, su concentración de compuestos fenólicos y flavonoides le confiere acción antioxidante.

ROMERO
El romero es una planta originaria de la cuenca mediterránea, perteneciente a la familia de las labiadas, de gran intensidad aromática. No está claro el origen de su denominación; por un lado, podría estar en los términos latinos "ros” (rocío) y "marinus” (marino), debido a la cercanía de esta especie a las zonas costeras. Por otro, derivaría de los vocablos griegos "rhops” (arbusto) y "myrinos” (aromático).

Su análisis nutricional desvela la notable presencia de vitaminas A, B6, C y ácido fólico, y de minerales como el hierro, calcio, manganeso, magnesio y potasio.

El romero es interesante a nivel terapéutico por su acción tonificante, en casos de cansancio o de tensión baja, también lo es en afecciones respiratorias, y en aplicación tópica, en el caso de dolores reumáticos o contusiones.

COMINO
Originario de Egipto y Siria, el comino está extendido por todo el mediterráneo desde hace muchos siglos. Perteneciente a la familia de las umbelíferas, debe su nombre al término griego "Kyminon”.

Vitaminas A, B1 y B3, hierro, manganeso, calcio y magnesio son sus componentes principales, y el cuminal es el principio activo que dota de sus propiedades a nivel estomacal, que van desde la estimulación digestiva, a su capacidad para facilitar tanto la evacuación como la desaparición de los gases intestinales.

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. (por ejemplo, páginas visitadas).

Puede obtener más información y configurar sus preferencias AQUÍ..
Ocultar este mensajeOcultar este mensaje