Ir al contenido principal de la página
Naturopatia y Bienestar - Centro de Naturopatía, Osteopatía y Fitoterapia Biológica
Búsqueda avanzada

Miel de Manuka

Septiembre de 2014

EL PODER DE LA MIEL DE MANUKA

La Manuka es un arbusto de la familia de las mirtáceas que crece en estado salvaje en las tierras vírgenes de la costa este de Nueva Zelanda, en unas difíciles condiciones climatológicas. Su corta floración de tan sólo seis semanas deja poco tiempo para que las abejas saquen el preciado polen de su blanca flor.

El pueblo Maorí lo sabía desde siglos, la ciencia lo ha demostrado.

La Manuka ha sido utilizada por el pueblo maorí desde hace siglos en su medicina tradicional para curar principalmente fiebre, bronquitis y asma y también por sus propiedades cicatrizantes y antisépticas.

Más de 20 años de investigaciones, entre las que destacan las del descubrimiento de este principio por el grupo de investigación dirigido por el profesor Thomas Henle de la Universidad de Dresde (Alemania): "Hemos demostrado sin ninguna ambigüedad y por primera vez que el responsable de la lucha contra la actividad bacteriana de la miel de Manuka es el compuesto Metilglioxal".

La miel de Manuka es el único alimento en el mundo 100% natural que muestra una actividad antiséptica y antibacteriana efectiva y fiable debida a la actividad de su componente Metilglioxal que se encuentra de forma natural en el néctar de la flor de Manuka. Estos estudios sugieren que algunas mieles de Manuka pueden contener hasta 700 mg de Metilglioxal por kilo, o sea una concentración 70 veces mayor que en una miel clásica.

Este contenido difiere de un árbol a otro y de un año a otro. Es por esta razón que cada producción debe ser analizada por un laboratorio agregado a fin de revelar el índice de eficacia de la miel.

El profesor P. Molan de Nueva Zelanda ha encontrado además una forma de medir la eficacia antibacteriana de la miel de Manuka, al compararla con antisépticos estándar (ácido carbólico o fenol) y su capacidad de combatir bacterias. Se dice así que una miel de Manuka tiene, por ejemplo, un factor 10 si tiene el mismo efecto frente a distintos tipos de bacterias que una disolución de fenol al 10%. (El fenol es una molécula antiséptica potente muy utilizada en la industria farmacéutica moderna).

El índice UMF (Único Manuka Factor) garantiza las propiedades antisépticas y antibacterianas. Cuanto más elevado es el índice UMF, más importante es la acción antiséptica y antibacteriana de la miel de Manuka.

"Donde no llegan los antibióticos llega la miel de Manuka", dice un viejo proverbio que usan los neozelandeses. En efecto, al poder antibacteriano que tienen todas las mieles debido a su contenido en peróxido de hidrogeno, la miel de Manuka tiene un poder antibacteriano extra que se mide con el factor UMF.

Este poder bactericida que tiene la miel de Manuka puede ser utilizado contra cualquier tipo de bacteria, como distintos tipos de estafilococos causantes de muchas infecciones o la mutante BRSA resistente a los antibióticos, pero es especialmente activa contra la bacteria Helicobacter Pylori que origina la úlcera de estómago y duodeno, haciéndola desaparecer en un  plazo de dos a tres meses.
 
Esto es una buena noticia dada la abrumadora mayoría de los casos de infecciones resistentes a los antibióticos de las cepas bacterianas.

La miel de Manuka tiene un espectro de acción muy amplio. Abarca bacterias, hongos y protozoarios, entre otros.

No se ha logrado encontrar ningún organismo infeccioso en el que no funcione.

APLICACIONES (Ingesta y tópica)
  • Lucha contra el estafilococo dorado.
  • Lucha contra la bacteria Helicobacter Pylori, responsable de la úlcera de estómago y duodeno.
  • Cuidado del aparato digestivo, hernia de hiato, acidez de estómago, etc.
  • Prevención de la gingivitis, caries, aftas y dolores de garganta.
  • Cicatrización de heridas profundas, heridas infectadas o necróticas, úlceras, eczemas, quemaduras y picadas de insectos.
  • Lucha contra el asma, la bronquitis y la sinusitis crónica.
Tomar dos a tres cucharaditas de miel al día contribuyen a que el organismo se deshaga de la bacteria y reduce el riesgo de una nueva infección.

Política de cookies
Utilizamos cookies propias y de terceros para analizar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de sus hábitos de navegación. (por ejemplo, páginas visitadas).

Puede obtener más información y configurar sus preferencias AQUÍ..
Ocultar este mensajeOcultar este mensaje